FANDOM


"¡¿Pero cómo que porque lo hice?! , ¡Yo siempre te considere un gran amigo! Yo sé que siempre nos peleamos…..y no me gusta eso… porque tú sabes… ¡siempre que he estado en problemas a pesar de nuestras constantes luchas me has ayudado! Esta te la debía, y espero que podamos terminar en buenos términos….Jamás me arrepentiré de conocerte, porque gracias a conocerte a pesar de todo lo malo, no olvido lo bueno…¡Blizzard! "
Bolt the wolf,
Bolt Shinra, mejor conocido como Bolt es un lobo de 17 años de edad, mejor amigo de Blizzard y uno de los protagonistas de In the chaos:Reload

Apariencia

Es un lobo de color melocotón (No seh, eso me dijeron en el chat porque yo no sabía diferenciar, cualquier cosa Usuario:Diabolic Commander Tiene la culpa de que este errado. (Inserte Yao2 acá ) Tiene ojos azules, guantes de color blanco, y una bufanda marrón. También lleva unos zapatos azules, una chaqueta de manga corta, pantalones marrones y corbata roja.

Personalidad

Bolt destaca por ser alguien muy animado, casi siempre se lo puede ver feliz. A pesar de que a la gente le suele caer bien Bolt por ser alguien bondadoso el no considera a muchos sus amigos. Pues él cree que sus amigos tienen que ser gente realmente confiable y con quien pueda decirle lo que sea. Bolt tiene un concepto muy claro sobre que considera amistad, y a los pocos que considera amigos de verdad les tiene un gran cariño y es capaz de dar la vida por estos pocos. También tras Cierto accidente Bolt comenzó a ser un poco más frio con cualquiera que no sea un cercano al, además de comenzar a tener Ciertos intereses desconocidos', los cuales se ve que tiene decidíos a cumplir por cualquier medio.

Aun así, no todo es como parece. A Bolt le cuesta expresar sus sentimientos y reales opiniones, y tras todo lo que le paso en la vida, simplemente se transformó en otro.

En el fondo es alguien distante y calculador. Siempre piensa que hacer, y se muestra centrado, capaz de cumplir sus objetivos aunque tenga que sacrificar todo lo que tiene. A su vez, no es alguien demasiado expresivo, “se trata de hacer las cosas y ya”

Podría sin problemas acabar con gente que le ha ayudado si él siente que no merecen vivir o si le complica en sus planes, el mismo se considera así mismo despreciable, pero a su vez dice que no puede cambiar, pero que al menos, puede mostrar un lado más sereno con gente que se lo merezca o que no le allá hecho nada.


Pero aun así él es alguien con sentimientos. Suele odiar su manera de comportarse, aunque no le sale de otra manera, también sufre al saber que tomó una mala decisión y odia ver a sus amigos derrumbándose, demostrando su empatía. 

Relaciones

Blizzard the hedgehog: Bolt se lleva realmente bien con Blizzard, ya que entre ellos se consideran como hermanos. Bolt suele contarle sobre sus problemas a Blizzard generalmente, mientras Blizzard lo suele ayudar con este tema. Además de eso se mustra que tienen un grado de rivalidad frente a algunas cosas, más se lo toman bastante a broma eso. Curiosamente Bolt y Blizzard gustan de escribir poesía o reflexionar juntos.

Asuna the Wolf: Asuna suele disfrutar de atormentar a Bolt diciéndole “Cabeza de coco”. A pesar de esto Bolt considera a Asuna como una amiga y le cae bastante bien. Bolt en cierto punto trata de ser paciente con ella por saber su personalidad y por ser una chica, más en algún par de ocasiones Bolt ha estado  muy cerca del punto de gritarle a Asuna. Aun así Bolt ve a Asuna como parte del equipo y cree que puede serle una fuerte rival en caso de una batalla.

Historia

Antes de su nacimiento

Tras la desaparición de los Reikyakugami en Senketsu y el final de la primera guerra en tal país, el clan de lobos del cual provenía el grupo de los 7 espadachines legendarios logró hacerse de un gran estatus, llegando a ser los miembros de este clan, gente con gran poder adquisitivo, social y político, además de ser los miembros más cercanos al grupo que aniquilo a los Reikyakugamis, quienes imponían las leyes en el país.

El país se había convertido en un lugar seguro, donde durante el día se podían ver a niños jugando por las calles incluso hasta horas impensables como las 9 de la noche, donde no era necesario pasarle cerradura a las puertas, y donde la inseguridad prácticamente no existía. Pero durante la noche todo cambiaba, pues desde las 10 de la noche hasta las 6 de la mañana, estaba terminantemente prohibido transitar por las calles, siendo solo unos pocos los que podían deambular libremente, aunque estos a su vez, tenían que vigilar que nadie ponga un pie fuera de su casa. Por eso fueron llamados “Los vigilantes”

La ley recién implementada junto a otras, no cedía y cualquiera que rompiera cualquiera de las leyes incluidas en la llamada “Lista negra” sería encarcelado y al día siguiente ejecutado en una plaza pública, sin importar su edad, origen, sexo ni situación. Por lo que era impensable no cumplir lo decretado y quienes lo hacían, se arriesgaban a morir.

El clan de lobos parecía perfecto, tenían dinero, eran respetados y hasta eran la clase inalcanzable del país, solo comparada a la recién formada familia Toketsu, (la cual aunque difería mucho en ideologías como las ideas de control absoluto entre otras, y la cual, estaba en contra de la dominación del clan, se mantenía al margen de los hechos y no armaban mucho revuelo, por lo que era solo una familia vigilada) La realidad, no era tan bonita.

Dentro del clan, tras que se extinguieran los Reikyakugamis a manos de ellos, comenzaron a haber tensiones entre miembros del clan,  porque mientras unos estaban a favor de las acciones cometidas por los espadachines y de la forma de gobierno que tomó el país tras que comenzarán a dominarlo, otros consideraron un genocidio a estas acciones y consideraban a la nueva forma de gobierno como algo aberrante, por lo que solían haber discusiones, aunque estas no llegaban a muchos, pues quienes tenían mayor poder que el resto (Que pertenecían al primer bando) Amenazaban a sus contrarios con la muerte.

Así fue por más de 1000 años, hasta que en 2050 las tensiones comienzan a aumentar tanto en las familias del clan, como en el país. Cada vez se implementaban más leyes dentro de la lista negra, y el país estaba en control absoluto. A su vez, la gente de Senketsu ya no quería ser más controlada, por lo que comienzan en todas partes del país a haber manifestaciones, y siendo algunas, bastante violentas.

A finales de 2054, el hombre más adinerado de Senketsu y representante del clan, llamado Sasuke Kitamura Es encontrado muerto en frente a las puertas de su casa, tirado en un charco de sangre y con varias heridas en los brazos y cuchillos por todo su cuerpo. Pronto el asesinato es confirmado y se emite un comunicado por el país, y a su vez, se confirma que se comenzarán ya a buscar posibles asesinos.

Más de 20 presuntuosos sospechosos son arrestados, entre ellos, algunos vigilantes, y todos son ejecutados 1 mes después de su captura.

En 2055 poco a poco el país entra en inestabilidad. Las protestas eran cada vez más intensas y miembros del clan de todas las edades comienzan a aparecer muertas, pareciendo cumplir un patrón.

En 2056 el país entra en un golpe de estado, el clan de lobos ya se consideraba extinto pues no se sabía de alguna familia que allá sobrevivido. Los Shinra tenían que ocultarse todo el tiempo, pues de ser encontrados, serían asesinados. Y que peor momento que ahora, donde tenían un hijo pequeño y la esposa de la familia, se encontraba embarazada.

En 2057 la familia emigraría a Ryioda, donde nacería Bolt Shinra.

Despues de su nacimiento

El primer año de vida de Bolt, fue alegre, más no fácil. El país prometía mucho y los Shinra tenían un mundo de oportunidades en sus manos, pero aun así era algo complicado aprovecharlas.

El país por ese entonces era considerado de los más seguros del mundo, pero también uno de los más caros. Si bien, los dos padres de Bolt tenían trabajos estables, para poder mantener a un recién nacido necesitaban bastante más presupuesto que el que tenían, por lo que estaban poco tiempo en casa los dos, ya que tuvieron que conseguir ambos más de un empleo, pero aun así, nunca le falto nada a ninguno de ellos.

Ya estando en una situación estable, pasaron tres largos años. Bolt crecía como un chico sano y alegre, al que parecía interesarle la geografía específicamente, se decía que cada día sorprendía a sus padres con nuevos conocimientos que nadie sabía de donde había aprendido, era una enciclopedia viviente, aunque claro, eso no significa que fuera un prodigio. Muchas veces se mostró su dificultad extrema ante las matemáticas y en ciertas ocasiones tenía berrinches bastante fuertes por no obtener los juguetes que él quería.

Aunque por desgracia, no duro demasiado la alegría, ya que todo cambiaría una fatídica tarde de un jueves.

El padre de Bolt contó que desde que fue asignado  a un puesto más alto en su trabajo, todo se había vuelto más tenso y turbulento. Las peleas en el trabajo eran constantes, y el padre de la familia tenía ahora otro jefe, uno más agresivo y testarudo. Aunado a esto, sus compañeros de trabajo tampoco eran más calmos, todo lo contrario: Solían haber fuertes discusiones, de las que muchas habían acabado mal. En especial con uno de sus compañeros que se encontraba al mismo nivel que él, un hombre de su misma edad, pero con una gran diferencia: Este era conocido por su fuerte carácter, tenía problemas con todos y hasta varias veces intento asesinar a gente.

Y así a la salida del trabajo, fue sorprendido en frente de su auto. Era su compañero, el que en una mano tenía un cigarro y la otra en el bolsillo, en el que parecía haber una cosa extraña. Pronto de ahí saco un revolver, con el cual le apuntó y disparó a sangre fría.

Tras eso, nada sería igual. La madre de Bolt, se mostraba muy cansada y paranoica. Decía sentir voces, pasos en la casa y estaba totalmente agobiada por el trabajo. Tampoco ayudaba mucho el hecho de que debido a su paranoia extrema, se mudaban de hogar y hasta de ciudad constantemente, por sentirse perseguida,  cosa que hacía que también tenga que cambiar de trabajo y su hijo, de escuela. Cosa que no le permitía sociabilizar, pues cuando lograba algo, ya se estaba mudando de nuevo.

Esto causo en Bolt un comportamiento extraño. Con la gente se comportaba de manera amable, aunque cuando estaba solo, se notaba apagado. Toda persona que lo conocía decía que era una persona amigable, calmada y que siempre evitaba el conflicto, pero cuando no estaba tan cerca se sentaba y se lo notaba melancólico y callado.

Cambiaba cada vez más rápido de hogar, y cada vez se hacía más retraído, hasta tal punto de no sociabilizar de verdadera manera. Hablaba con otros chicos de su edad, pero jamás expresaba sus sentimientos realmente. Todo lo que sentía lo comenzó a escribir en cuadernos que compraba, tenía montones de ellos, y hojas y hojas con pensamientos de un niño el cual se sentía solo y el que no entendía porque se mudaban tanto.

Hasta que un día, la madre de Bolt, se dio cuenta de que estaba mal su vida. Su estilo de vida era insano, y lo sufría ella y su hijo. Cansada de huir de ese “algo”, decidió mandar a Bolt a una academia en Ringetsu. Una donde estaría seguro, donde le enseñarían todo lo necesario para vivir, valores y como manifestar las habilidades y ser un maestro del combate. Y así fue alejado de su madre para irse a otro país, mientras su madre desapareció y nunca más fue vista.

Ahí sería especialmente cuidado por uno de los profesores de tal lugar. Este se encariñaría rápido con Bolt, y al cual le enseño todo lo que sabía. Bolt pronto demostró una gran inteligencia, era el mejor en las clases tanto teóricas en cada materia, como a la hora del combate, ya que aprendió a utilizar el elemento del rayo, uno bastante peligroso y el que al inicio le causó daño, pero que al final termino por aprender a usar de manera armoniosa.

A su vez, todos lo querían. Bolt parecía tener una tremenda facilidad para sociabilizar con las demás personas, y su carácter calmado, agradable y seguro logró hacer que todos lo quieran, pero en el fondo no era así para él.

Seguía mostrando un comportamiento extraño, cuando no estaba acompañado siempre estaba callado, tenía una mirada apagada y miraba el cielo con una melancolía impresionante. Siempre llevaba un pequeño cuaderno, en el que anotaba los hechos que vivía y al que siempre acudía cuando se sentía mal o bien. Y el único que notó eso fue su mentor.

Un día en el que Bolt no estaba en su habitación, fue a ver esos cuadernos tan misteriosos. Para su sorpresa, vio que ahí volcaba cada sentimiento y pensamiento que tenía. Encontró cosas bastante duras, y otras inspiradoras, porque entre los pensamientos y hojas enteras con sentimientos del chico, habían poemas que expresaban su vida y su presente.

Cuando Bolt volvió, el profesor se sentó frente a él, y decidió encararlo. Le dijo que se topó con uno de sus cuadernos abierto, y que notó que algo estaba mal, diciéndole además, como lo veía. Tras pedirle una explicación, al inicio, no quería responder Bolt, pero al final terminado torciendo el brazo.

“…Simplemente, no sé cómo expresarme. ¿Ok?, No sé cómo ser sincero ni cómo hacer amigos verdaderos. Desde pequeño me ha costado poder expresar mis verdaderos sentimientos y ser como quiero ser: Como yo mismo. Muchos pueden pensar que tengo una vida perfecta…Pero no soy feliz. Tampoco quiero que pienses que soy un mal agradecido… Aprecio lo que tengo y agradezco a dios por dármelo, pero no puedo ser feliz si no puedo ser yo mismo.

Estoy cansado de no poder decir lo que quiero, ¡Ya no puedo más!...Pero simplemente, no me sale. Siento que nadie me querrá si soy como realmente me gustaría… También estuve leyendo sobre mi pasado por los pergaminos que heredé de mi clan, y no tiene nada que ver mi pensamiento con eso… Quizás esté mal, ¿No? Pero…Creo que no le debo nada a lo que me hizo más daño.

Vivo rodeado de gente que parece apreciarme, pero mucha solo me quiere por interés y soy consciente de ello. Ojalá pudiera elegir como armar mi futuro, pero bueno. ¿Estas contento con ello?... Me voy”

No era tanto como lo que tenía escrito, pero al menos lo confirmo. Bolt no era feliz. 

Mientras, las clases seguían. Un día como cualquier otro, conoció a Blizzard Toketsu. Un chico de su edad al que habían transferido a su clase. Bolt estaba muy en su mundo como para tratar de conocer al chico, pero aun así, pronto el nombre de este joven se haría sonar por todo el lugar.

En las clases teóricas (Ya sean clases normales o referentes a las batallas) Blizzard se comenzaba a destacar, tanto por su inteligencia y altas notas, como por su personalidad pensativa, pero sobretodo rebelde, mientras  que en las batallas se mostraba feroz y poderoso, cosa que hizo que todos hablaran de él y llego a llamar la atención de Bolt por eso.

A pesar de eso, los problemas con él no se harían esperar. Varias veces tuvieron encontronazos, tenían opiniones en común, pero sus métodos eran totalmente opuestos. Y si bien Bolt no mostraba su verdadera faceta, él sabía aunque fuera como fuera, la enemistad seguiría así.

Y aunque nadie más que ellos sabían de su mala relación, ya que los problemas eran internos, muchas veces se tenían que controlar para que el tema no salga a la luz y no terminar en una pelea pública donde todo podía pasar.

Las amistades de ellos ya comenzaban a pensar que algo estaba mal, ya que no solo se miraban de mala manera, ya comenzaban a referirse al otro de mala manera y preferían no estar cerca del otro, y hasta alguna que otra indirecta salió al aire.

Llego un punto donde todos lo sabían, pero nadie decía nada sobre el tema. Su odio era inminente, pero todos trataban de disimularlo: Y aunque ninguno de los dos declaraba abiertamente algo malo sobre el otro, era difícil negar una confrontación.

Aunque un día en la práctica de los combates le toco a Bolt batallar contra Blizzard. Parecía una broma de mal gusto. Todos estaban a la expectativa, ya que el combate fue anunciado para ser llevado a cabo en la arena principal de la academia a la tarde.

Blizzard se mostraba calmado, como si fuera un combate más. Mientras, Bolt se mostró entusiasmado, diciendo que sería una oportunidad para mejorar sus habilidades. Aunque en el fondo, ambos sabían que terminaría mal y que esto, solo sería una batalla verdadera.

Nadie sabía que podría pasar, el combate había empezado, aunque bastante calmado. Se notaba que era un entrenamiento, aunque algo intenso. Pero pronto la ira de ambos luchadores fue aumentando, así como la fuerza de los golpes.

Pronto, ya era algo más que un entrenamiento, pero nadie se llegó a alarmar debido a que los dos tenían grandes habilidades. Hasta que en un punto comenzaron a usar sus poderes, la batalla iba en serio. Tanto, que tuvieron que intervenir en la batalla para separarlos y cancelar el combate.

Curiosidades

 Bolt es uno de los personajes favoritos de su creador.

Realmente me divertí dibujándolo.

Bolt puede llegar a ser una persona muy seria o fría, más él sabe cómo tratar con cada persona y por eso generalmente actúa generosamente, por saber cómo tratar con la mayoría de personas para evitar conflictos.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.