FANDOM


Este artículo está en construcción
Este artículo está siendo construido por Wilfredovelludo.
Por favor no edites este artículo sin haberle preguntando al usuario en su muro.
Herramientas Plantilla


"Dirigir una ciudad es como jugar una partida de ajedrez ¿Juega usted al ajedrez, señor Bunny?"
Archibald Goosefeather, teniendo una charla con Binny the Bunny
"Usted y sus patéticos amigos son solo peones en este juego, si siguen vivos es porque aún pueden serme útiles"
Archibald Goosefeather, Amenazando a Binny the Bunny
"Con el miedo no se necesita dinero para controlar a las personas."
Archibald Goosefeather, mostrando sus verdaderas intenciones


Archibald Goosefeather (Mobotrópolis 15 de septiembre de 1957, Los Ángeles 19 de agosto de 20XX) es el actual alcalde de Mobotrópolis. Es un personaje frío y calculador que hará todo lo posible para cumplir su deseo de dominación absoluta. Se trata de la mente perversa que está detrás de todo el caos del Universo Will y del hombre de confianza de Robotnik para su invasión.

Vida y Obras

Archibald tuvo una infancia traumática. Su padre era el presidente de Goosefeather Industries y era un hombre demasiado ocupado como para recordar que tenía un hijo. Así que el joven Archie fue criado por el mayordomo de la familia, Alfred, que se encargó de que su pequeño amo tuviese exactamente todo lo que pedía. Pero esto no era suficiente, lo que más deseaba Archibald en el mundo era que su padre conociese su existencia o que al menos le dirigiese la palabra. Así que decidió fundar una empresa que fuese competencia directa a la de su padre. Poco a poco, consiguió hacerse con más fama y poder hasta el punto de resultar una amenaza para el patriarca Goosefeather. Fue en ese momento, en el que reconoció a su propio hijo como líder de la competencia y decidió comprar la empresa de su hijo para dominar Mobius juntos.

Archibald aceptó creyendo que su sueño se había cumplido, por fin su padre le trataría como debería. Pero nada más lejos de la realidad. Una vez hubo comprado la empresa de su hijo, el señor Goosefeather canceló todos sus proyectos y le despidió.

Con el corazón destrozado frente a la crueldad de su padre, Archibald decidió acabar con él de una vez por todas. Accedió a uno de los centros de contratación de Industrias Goosefeather bajo una identidad falsa y se encargó de ascender en la empresa lo más rápido que pudo. Además, los millones que había ganado tratando de competir contra su padre le sirvieron de ayuda para sobornar a altos cargos y llegar a convertirse en el vicepresidente de la empresa.

Una vez alcanzado ese poder, le fue fácil convencer a la junta de acionistas de que su padre estaba demasiado mayor para seguir al mando y entre todos acordaron obligarle a solicitar la jubilación anticipada. Algunos días más tarde, el señor Goosefeather era hallado muerto por la policía, al parecer ahogado en la piscina de su yate privado. Industrias Goosefeather tenía un nuevo líder.

Pero alcanzar esta venganza había dejado un vacío en el corazón de Archibald. Necesitaba lograr algo más que la empresa de su padre para demostrar que era mejor que él.

Después de varios años de depresión, decidió volver a la vida pública y relacionarse con otras personalidades importantes, se casó con la famosa actriz Julliet Canary y tuvieron un hijo.

Este acontecimiento le cambió completamente. Aterrado por la idea de convertirse en una versión de su padre, decidió que su familia se merecía lo mejor del mundo. Por eso secentró en su trabajo más que nunca y decidió obtener el monopolio mundial para dárselo a su hijo.

Lamentablemente, hay cosas que el dinero no puede comprar, como pasar tiempo con la familia. Su obsesión por el control no tardó en hacerle perder su matrimonio y un terrible accidente de coche se llevó por delante la vida de su hijo. Había perdido la oportunidad de estar con él y de verle crecer y todo por culpa de querer darle un futuro mejor.

Tras una semana de luto por su hijo, Archibald regresó al mundo como un hombre totalmente distinto. Ahora tenía un nuevo plan en mente, ya no se contentaba con controlar los mercados, necesitaba controlar el mundo. Meses más tarde, su fuerte campaña electoral y la misteriosa desaparición de los líderes de la oposición le dieron el puesto de alcalde de Mobotrópolis.

Ahora, con la ayuda del doctor Ivo Robotnik, sus sueños de un mundo controlable están aún más cerca...

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.